Ultimos Posts

No hay mensajes a mostrar

Quién está en línea

Tenemos 23 visitantes y ningun miembro en Línea

Visitas

Hoy4
Ayer22
Semana124
Mes383
Todos88906

Investigación de TeleCinco, Cachorros importados de Hungría

El pasado año se sacrificaron casi 20.000 perros que vivían en criaderos ilegales en los alrededores de Budapest. Los refugios y protectoras húngaras acogen y rescatan una media de 700 perros 

 

por centro al año. En el pueblo de Jászfényszaru, a 100 kilómetros al este de la capital, sus ciudadanos saben mucho de estos datos. Gran parte de lugareños se dedican a la exportación de cachorros de raza a nuestro país. Hemos acudido allí para comprobar de primera mano, cómo funcionan estos criaderos y lo que hemos encontrado es que, en muchas ocasiones, se hace de manera totalmente ilegal.

 



¿Qué Opinas?


El camino hasta Jászfényszaru comienza a través del humo de los coches en la ruidosa autopista que nace en Budapest, para adentrarse en una senda rodeada de árboles que anuncian que llegamos a la parte más rural del país. Un humilde pueblo de casas bajas aparece ante nosotros silencioso, sólo rompe la estampa el eco de los ladridos de centenares de perros que tras sus puertas esconden el negocio oculto de la mayoría de lugareños.


El primer lugar que visitamos parece sacado de una novela de Delibes. Más de cien pastores alemanes entrenados únicamente para atacar se hacinan en celdas mínimas. El olor a heces se hace insoportable. Ladran tanto que apenas podemos oír lo que nos cuenta Laszlo, su propietario. Cree que somos criadores españoles interesados en comprar perros para España, es la única forma de que nos abra las puertas. Mientras nos cuenta las condiciones de pago, nuestra cámara oculta se gira para grabar algo espantoso: en una carretilla les aguarda su comida: carne cruda de otros perros que no han sobrevivido.


Nos dice que no quiere factura, que nada de contratos, y que el transporte es por nuestra cuenta, mientras les tira un palo a las jaulas y los animales se vuelven locos agujereando las alambradas para escapar de su horrible condena. Nos vende los cachorros a 100 euros y si queremos un perro entrenado, nos cobra 1000.


A sólo unos pasos de su casa, otro hombre nos vende cachorros pomerania y carlinos otra vez la misma historia, nada de facturas ni contratos, la venta toda en negro. Pero lo que nos encontramos aquí es una vivienda de un Diógenes metido a criador, en la que los animales conviven rodeados de montones de basura y sepultados bajo mantas donde se ahogan los ladridos que suplican ayuda.


Dos lugares más, a escasos metros. Una mujer cierra su tienda para llevarnos a su casa donde los Chow Chow aguardan a tener algún dueño. Dice que nos los podemos llevar con 5 semanas de vida a España, con vacunas y todo le consultamos a un veterinario y nos cuenta que con esa edad sólo puede llevar una vacuna, no todas y que con esa corta vida el animal moriría en el traslado por carretera hasta nuestro país que suponen más de 2.500 kilómetros.


El último hombre nos lo dice así de claro cuando nos interesamos por una camada de Westy: "Yo no te puedo dar garantía de nada con los perros, porque cuando viene el del camión y los recoge los junta con otros perros de otros criaderos y yo ya no sé cual es el tuyo, así que si enferma en el camión no es culpa mía".


El gobierno húngaro lleva 10 años luchando contra este tráfico ilegal. El 26 de febrero se aprobó una normativa para controlar el transporte y la cría de estos animales. Chip obligatorio y una cartilla unificada y oficial para saber de dónde proceden. Nosotros llevamos nuestras imágenes al Jefe del Área de Protección Animal, al verlas asegura que tomará medidas contra estos criaderos.


Porque este tráfico ilegal crece cada vez más. La demanda en España no cesa, ya son 9 millones de personas en nuestro país que conviven con un animal doméstico, y cada vez se quieren más cachorros y de raza. Un perro en Hungría cuesta unos 100 euros, aquí se venderá por particulares o en tiendas por 500 ó 600, un negocio muy lucrativo donde hay verdaderos profesionales, pero también gente sin escrúpulos que se hace de oro convirtiendo a los cachorros en mera mercancía.

 

 Fuente:http://gtadiestramientocanino.blogspot.com/2012/01/investigacion-de-telecinco-cachorros.html